Macarena: siempre niña, siempre dulce

—Aquí está la niña eterna. Hola, Macarena.
—Hola, Mima.
—¿Cómo estás?
—Bien. ¿Cómo te llamas?
—Delia.
—¿Por qué vienes?
—Porque soy  tu abuela y quiero verte.
—Entonces, ¿eres vieja?
—Jajajajaja. Muy vieja.
—¿Y yo? Yo tengo 16.
—Cierto. Tu mamá me dijo que ya sabes inglés.
Yes. Door, table, chair, pen, blue, red, mother, father.
—¡Uy, no te entiendo nada!
—Mima, ¿cómo te llamas?
—Delia.
—¿Delia qué?
—Delia Casas.
—No. Eres Delia Houses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: