¡Corre, César, corre!

—Bajo en el paradero.

Ahora… ¡a correr! Corre, César. Cruza, cruza, noooo. La luz… ¡Uy, casi me mato! Cambia a rojo, rojo, rojo, rojo. ¡Ayayay! No llego. Cambia, luz maldita. ¡Rojo, por fin! Son dos cuadras nomás. Corre, corre rápido. Si siempre tuvieras estos apuros, serías un gran atleta. ¡Por qué hay tanta gente si son a las once de la noche! Ah, es sábado.

—Permiso. Permiso, por favor.

Corre duro. Voltea la esquina y corre con todo. ¡Corre! Allí está el vigilante. Ya vas a llegar. ¡Vamos!

—Buenas noches, señor.

¿Me habrá escuchado? ¿Lo habré despertado? Bah… Corre rapidito. Pasé muy rápido. Nunca he corrido tan rápido. Ya llegas, sigue. ¡Más rápido idiota! Hago lo que puedo. Jaja. Es tan desesperante que discuto conmigo mismo. Corre, corre. Ya está, llegaste a la reja. ¿Dónde está la llave? ¡Dónde mierda está mi llave! ¡Maldición! Este morral es un caos. ¡Aquí estás llaverito de mi alma! ¿Cuál es, cuál es? Esta… no, no es. ¡Esta es! ¡Ayyyy! Ya está, abrió. Corre, correeee… La puerta de la casa. Otra vez la tortura de las llaves. A ver, a ver… ¡Ya está!


—¡Hola, hola! ¡Permiso, permiso, por favor! Voy al baño.

Llegué, justo a tiempo llegué. ¡Listo! Bajo la bragueta con cuidado y… Ahhh… ¡Qué rico…! ¿Qué? Noooo… ¡Carajo, no bajé el calzoncillo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: